El riesgo de los tatuajes

El riesgo de los tatuajes para la piel

La moda de los tatuajes no para, hasta los más pequeños lucen tatuajes de henna. Pero no todo son buenas noticias, ya que diversos estudios revelan el potencial riesgo que conllevan.

Hay multitud de razones para tatuarse; prácticas culturales, afinidad a un tema o símbolo… Todo el mundo tiene una razón por la que hacerse uno, aunque no todos llegan a dar el paso por las diversas razones para no tatuarse y las posibles dificultades que conlleva un tatuaje.

¿Son seguros los tatuajes?

Los estudios de tatuaje cada vez están más controlados y cumplen con normas sanitarias que garantizan la seguridad, pero aún con todo ello sigue latente la duda del impacto que tienen en la salud de nuestra piel.

El número de pacientes que realiza consultas sobre el tema está en aumento lo que pone el foco de atención en los estudios que los examinan. No es de extrañar que una de las primeras reacciones adversas sea la alergia a la tinta, que van desde la descamación de la piel, la dermatitis o picores hasta los eccemas. Estas reacciones alérgicas a los tatuajes son debido a los compuestos que forman la tinta, como los metales usados para que el pigmento se fije a la piel.

En un análisis de diversas tintas utilizadas en Italia se demostró la presencia de grandes cantidades de níquel y cromo. Estos elementos son utilizados para crear los colores, pero a su vez, son los mismos que producen las alergias.

Por otro lado, en diversos tatuajes de henna se encuentran colorantes para el cabello, los cuales provocan a su vez reacciones alérgicas.

También se han relacionado con algunos tipos de cáncer de piel, aunque no se ha llegado a ninguna resolución por parte de la comunidad científica.
No se puede llegar a esta vinculación, porque, ni la tinta, ni los pigmentos que la componen son nocivos una vez que son encerrados en los macrófagos, los cuales absorben los materiales extraños del organismo. La posibilidad a la que sí apuntan es que se pueda ocultar un melanoma con el tinte.

El riesgo de los tatuajes de henna en los niños

A día de hoy los tatuajes de henna se pueden encontrar en multitud de sitios, esperando a sus clientes más pequeños: los niños. También ocurre con los tatuajes adhesivos que vienen en algunas bolsas de patatas o similares. ¿Cuál es la situación de estos dibujos? Aunque estén aprobados, no están libres de riesgos.

Gracias a que los tatuajes adhesivos están presentes junto a alimentos, pasan unos controles más rigurosos, lo que teoréticamente debería implicar mayor seguridad.
Esto no quiere decir que sean inocuos o estén libres de componentes potencialmente tóxicos, ya que contiene tintes, resinas o barnices potencialmente irritantes.

Tatuajes de henna en niños

Por otro lado, los tatuajes de henna, están en el punto de mira de diversos estudios que afirman que la alergia que pueden provocar es debido a la parafenilendiamina (PPD).
Por ello, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios desaconseja la aplicación de tatuajes temporales negros que contengan henna.

La solución «casi mágica» 

El número de pacientes que se someten a sesiones para eliminar los tatuajes no para de subir.
Sea porque ya no resulta atractivo el diseño, o hay alguna alergia de por medio, cada vez hay más demanda de este servicio para eliminarlos.

La tecnología para remover los tatuajes de la forma más eficaz es el láser. Este sistema se basa en pulsos de luz muy concentrada que fragmenta los pigmentos en trozos más pequeños que el sistema inmune irá eliminando. Aunque no perfecto, en la mayoría de los casos logra eliminar entre un 90 y 95% del tatuaje.