La dificultad de quitar los tatuajes

Razones para no tatuarse: fácil de hacer, difícil de quitar

Cada día sigue creciendo el afán por hacerse tatuajes. Se empieza desde más jóvenes y con diseños de los más variopintos, pero, al llegar a la edad adulta surge la cuestión: ¿Cómo puedo quitarme el tatuaje? Aquí empieza una dura y ardua batalla para eliminarlo (y no siempre del todo).

¿Cuál es la historia de los tatuajes?

Los tatuajes se remontan a culturas antiguas, pero no es hasta el siglo XIX cuando se empieza a introducir en Europa gracias a los marinos procedentes de colonias donde estaban muy difundidos. Desde entonces y cada vez más, estamos experimentando un crecimiento exponencial en la moda de tatuarse. Se estima que entre la décima parte hasta un quinto de la población tiene al menos un tatuaje.

Deterioro de los tatuajes con el tiempo

Explicado de forma simple, el tatuaje se produce al introducir un pigmento en la piel, mas específicamente la dermis (la capa más profunda de la piel), con una aguja. Con el tiempo, el sistema inmunitario intenta eliminar esos pigmentos, con poco éxito en la mayoría de los casos, pero sí logran difuminarlos y decolorarlos visiblemente.

Protección y cuidados de un tatuaje

Crema para tatuajes

No existe ningún tratamiento mágico “antiedad” que evite el deterioro o envejecimiento de los tatuajes. Lo que sí podemos afirmar es que mantener la hidratación de la piel es crucial para retrasar

el envejecimiento todo lo posible. Para esto son habituales las cremas para tatuajes con cualidades antisépticas que humectan tu piel y la protegen de los rayos solares.

Razones para quitar un tatuaje

Dado que los tatuajes son permanentes, mientras que tu personalidad o circunstancias no lo son, puede llegar un momento en la vida que te obligue a eliminar el tatuaje.

Las razones son muy variadas, desde el simple hecho de aburrirse del diseño, hasta que no le guste a tu pareja (especialmente si es otro nombre…).
Por otro lado, también puede darse una oportunidad profesional donde no hay cabida para los tatuajes. En muchos trabajos no está permitido lucir tatuajes en las zonas visibles de la piel.

Los tatuajes en el ámbito profesional

Finalmente, aunque con menos frecuencia, se puede dar la necesidad de borrar el tatuaje por motivos de salud, como, por ejemplo, alguna reacción alérgica a la tinta.

¿Como quitar un tatuaje con láser?

A mediados del siglo pasado, apareció el método más eficaz para la eliminación de tatuajes: el láser. Este invento utiliza fuertes pulsos de luz extremadamente concentrados que, al absorberlos las partículas de pigmento, se parten en trozos más pequeños facilitando su eliminación por parte del sistema inmunológico. Este es un proceso que ocurre con el tiempo, por lo que el tratamiento de eliminación de un tatuaje no es rápido. Pueden hacer falta bastantes semanas para lograr la eliminación completa, especialmente si son pigmentos claros.

¿Cómo se eliminaba un tatuaje antes?

Antiguamente se recurría a las abrasiones de la piel con diferentes soluciones (donde se incluye un tipo de ácido). Otro método algo más moderno, es la eliminación quirúrgica de la piel si la zona tatuada era relativamente pequeña. La parte negativa es que en cualquiera de estas prácticas era inevitable la aparición de cicatrices.

Riesgos del procedimiento

Actualmente, con los avances de la tecnología, la eliminación por medio del láser ofrece riesgos muy bajos si es realizada de forma adecuada.

¿Cuáles son los tatuajes más difíciles de quitar?

Como ya hemos mencionado, el color es una parte importante en la ecuación para eliminar un tatuaje. Cuanto más oscuro sea el pigmento, mejor responderá al láser, aunque si se realizan mezclas de pigmentos, los resultados pueden variar mucho. Esto es debido a que colores como el naranja o el amarillo son muy resistentes.

Por otro lado, cuanto mayor sea el tamaño del tatuaje más pulsos harán falta para cubrir la zona por lo que aumentará el tiempo de la sesión y por consiguiente su precio.

¿Quedan marcas después de borrar un tatuaje?

Inevitablemente, salvo excepciones de tatuajes de mala calidad, los tatuajes suelen dejar restos. Esto supone que la eliminación completa es bastante complicada, incluso con muchas sesiones.

¿Qué cuidados hay que seguir después?

Generalmente, después de cada sesión, se forma una costra en la zona afectada. Para recuperarse de la forma más eficaz, es recomendable llevar la zona tapada y con una pomada antibiótica, así como evitar los rayos solares en los meses posteriores.

Deja un comentario